Actualidad

El futuro prometedor de Marruecos

Energias renovables en Marruecos

Marruecos, un país que se encuentra en plena vía de desarrollo.

En ITC creemos interesante adentrarnos en aquellos países que gracias a su trabajo y voluntad de progreso ofrecen a nuestro tejido empresarial importantes oportunidades comerciales y de negocio. Este es el caso de Marruecos, un país que se encuentra en plena vía de desarrollo y que ya aparece en la lista de las naciones del mundo con el crecimiento económico más rápido. Es, según la revista FDI Inteligence, el país africano con más futuro por detrás de Sud África.

Y esta evolución no es vano: muchas son las razones que convierten Marruecos en un destino clave para los negocios: su ubicación estratégica por su acceso a Europa y su situación geográfica que permite que actúe como plataforma para llegar a otros mercados internacionales, especialmente a África Septentrional y Occidental.

A continuación les detallamos las fortalezas, los retos, las oportunidades económicas, las prácticas y consideraciones a tener en cuenta con tal que su entrada a Marruecos sea tranquila, estable y con todas las garantías de éxito.

Las fortalezas

El mercado marroquí está dotado de una serie de puntos fuertes que hacen atractivo un planteamiento empresarial en este territorio.

  • Una buena red de comunicaciones y conexiones de transporte global.
  • Acuerdos de “cielos abiertos” con la Unión Europea (UE) y vuelos de bajo coste des de varios países europeos.
  • Un sector bancario y financiero fuerte.
  • Costes laborales competitivos.
  • Incentivos fiscales: no hay restricciones al capital y ofrece facilidades en la repatriación de las ganancias y los dividendos.
  • Valorado con puntuación alta en el informe anual “Doing Business, Banc Mundial 2015”.

 Los Retos

Aún y las fortalezas, Marruecos tiene algunos desafíos a resolver:

  • Exceso de burocracia.
  • Mala aplicación de las legislaciones.
  • Falsificación.
  • Corrupción. Ha obtenido una puntuación negativa en el barómetro de corrupción global Corruption Perception Index.
  • La competencia de los socios comerciales de la Unión Europea y la creciente competencia de los países de fuera la Unión Europea.
  • Sensibilidad a los precios del mercado y bajo poder adquisitivo de los consumidores. 

Crecimiento potencial

El desarrollo económico

Marruecos ha experimentado un notable progreso económico en los últimos años. Durante la última década, Marruecos ha liberalizado considerablemente su régimen comercial i ha reforzado su sector financiero.

El producto interior bruto (PIB) en 2011 fue del 4.9%, en 2012 bajó al 2,7%, aumentó de nuevo al 4,4% en 2013 y perdió dos puntos en 2014. Se espera que el crecimiento del PIB para el 2015 aumente al 4.9%

La agricultura continúa siendo una parte importante de la economía. Da trabajo alrededor del 40% de la población y representa hasta el 20% del PIB.

La actividad industrial ha registrado un descenso en los sectores tradicionales como la minería y la construcción aunque se ha observado un aumento en demás áreas como las industrias de fabricación de automóviles, aeroespacial, química y procesamiento de alimentos.

Acuerdos de libre comercio

En Mayo de 2013 se iniciaron las negociaciones de libre comercio entre Marruecos y la Unión Europea. Estos acuerdos incluían áreas no cubiertas en el acuerdo anterior como los servicios y la contratación pública y tuvieron como efecto la simplificación de procedimientos aduaneros y una mejor protección de las inversiones.

Oportunidades comerciales entre España y Marruecos

En general todos los productos españoles se han ganado una buena imagen en el territorio marroquí, hecho que ha permitido que prácticamente todos los sectores del tejido empresarial español puedan establecerse con éxito en Marruecos.

Los sectores con mayores oportunidades comerciales son aquellos en los que interviene inversión pública financiada por bancos internacionales. Los concursos públicos para tratamientos de agua o energías renovables son interesantes, no únicamente para empresas grandes que se llevan la licitación sino también para pequeñas y medianas empresas que pueden convertirse en subcontratadas.

Aunque la competencia es grande, otros sectores interesantes para el mercado marroquí son los relacionados con la agricultura (sistemas de irrigación, maquinaria), la construcción y la fabricación de muebles.

En este artículo pero, creemos que merece especial atención atender los sectores relacionados con la energía, seguridad, educación y formación, construcción y infraestructuras. 

Energia

Marruecos tiene una ambiciosa estrategia para desarrollar fuentes de energía renovable: tomar consciencia de los problemas ambientales y poner especial atención en la necesidad de la eficiencia energética. El objetivo del Gobierno Marroquí por tanto es evitar depender a medio plazo de las energías importadas.

Aproximadamente el 94% de las necesidades energéticas en 2011 fueron importadas, lo cual plantea importantes oportunidades empresariales en los siguientes sectores:

  • Energía renovable.
  • Eficiencia energética.
  • Exploración de hidrocarburos.
  • El medio ambiente, el agua y la gestión de residuos.
  • La exploración del petróleo, el gas y los minerales.

Seguridad

La seguridad es una de las principales prioridades en Marruecos. Algunos de los proyectos basados en infraestructuras, deporte y turismo son:

  • Seguridad contra incendios.
  • Control y acceso a las fronteras.
  • Equipo de vigilancia y detección.
  • La tecnología de la imagen en el área policial.

Educación y formación

La demanda en educación y formación en todos los niveles por parte de  Marruecos en relación a países europeos es importante. La formación profesional especializada en todas las industrias crece y solicita la experiencia de países con más conocimientos como España.

Las principales tareas a llevar a cabo son:

  • La escolarización.
  • La prestación de idiomas.
  • La creación de alianzas académicas con universidades.

Construcción e infraestructuras 

Marruecos tiene previsto poner en funcionamiento un gran número de proyectos que pueden devenir de gran importancia para las empresas españolas especializadas en estos sectores:

  • Proyectos de infraestructura urbana y rural.
  • Construcción de nuevas autopistas, carreteras y ferrocarriles.
  • Programas de desarrollo de transporte urbano y nacional.
  • Mejoras en los puertos y aeropuertos.
  • Construcción de nuevas ciudades y zonas industriales.
  • Construcción de instalaciones de ocio, hoteles y resorts.

Consideracions para las Start-up

Las empresas interesadas en iniciarse en el mercado marroquí, pueden hacer-lo a través de las siguientes vías:

  • Exportación directa.
  • Creación de una empresa.
  • Nombrando un distribuidor o un agente comercial comisionista.
  • Estableciendo una Joint Venture o la fabricación bajo una licencia o bajo acuerdos de subcontratación.

Como especialistas en internacionalización aconsejamos a las empresas interesadas en comercializar en este territorio, nombrar un representante local aunque la opción escogida sea exportar de forma directa. 

Consideraciones legales

Antes  de iniciar cualquier actividad empresarial en Marruecos debemos buscar el consejo de asesores fiscales y legales que nos ayuden a establecer los acuerdos más convenientes para el negocio.

Contactar con el ADMI (Agencia Marroquí de Desarrollo para la Inversión) puede ser de gran ayuda a la hora de obtener información detallada de las regulaciones en exportación propias de Marruecos.

La propiedad intelectual

Marcas, diseños, patentes y derecho de autor son las principales formas de protección de la propiedad intelectual disponible para empresas y particulares.

En Marruecos es esencial proteger una marca para evitar plagios. Las empresas pueden solicitar la protección a través de la Oficina Marroquí de la Propiedad Industrial y Comercial (OMPIC). Este organismo proporciona también información detallada sobre la legislación que regula las patentes, marcas comerciales y derechos de autor.

Normas y reglamentos técnicos

Las empresas españolas pueden recibir información sobre los reglamentos técnicos al Instituto Marroquí de Normalización (IMANOR).

Consideraciones fiscales y aduaneras

La autoridad aduanera marroquí es la responsable de regular todas las mercancías importadas a Marruecos. Las tasas de impuestos dependen de varios factores entre ellos el tipo de bien y el país de origen.

Todos los productos importados deben ser declarados a aduanas tanto si entran por carretera, aéreo, marítimo o por correo. La mayoría de los productos se pueden importar sin licencia de importación.

Las importaciones se enfrentan a los siguientes gravámenes:

  • Arancel aduanero, un importe que dependerá del producto a comercializar.
  • Impuesto de importación parafiscal del 0,25%.
  • Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 20%. A algunos productos y servicios se les aplica el 7% o el 14%. 

Documentación

En todas las actividades comerciales practicadas en Marruecos, las empresas deberán proporcionar los siguientes documentos:

  • Factura de embarque (bill of landing).
  • Documentos de importación o exportación.
  • Certificados de origen.
  • Certificado bancario por el despacho de importaciones aduanero.
  • Listado del pedido (packing list).

Comportamiento empresarial

Las lenguas oficiales en Marruecos son el árabe y el tamazight, pero el lenguaje de los negocios es el francés. Aunque un nombre creciente de personas de negocios puede hablar y leer el inglés, se aconseja que la correspondencia y la negociación se realicen en francés.

Cabe también tener en cuenta no viajar a Marruecos por trabajo durante el Ramadán que comprende los meses de Julio a Agosto.

Requisitos de entrada a Marruecos

Se puede viajar a Marruecos sin visado durante un máximo de tres meses. El pasaporte debe de ser válido para la estancia prevista en el país.

Cualquier persona que desee trabajar a Marruecos necesitará un visado de trabajo.

La página oficial de servicios públicos del gobierno marroquí  http://www.service-public.ma/en/web/guest/home es una herramienta muy útil para obtener más información sobre estos y demás cuestiones.

Fuente de algunos datos de este artículo: www.ukti.gov.uk