Actualidad

El mercado de ropa infantil en Francia

foto roba infantil 300x200

En ITC le proporcionamos información de comercio exterior clave y fiable, simplificando su labor de trabajo de campo en la apertura o potenciación de mercados internacionales.

El mercado de ropa infantil en Francia consta de dos segmentos bien diferenciados: el de ropa para bebé, que va de los 0 a los 2 años y el mercado de ropa infantil que va de los 2 a los 14 años.

La demanda de ropa de bebé en Francia supera actualmente los 1,12 billones de euros, convirtiendo este subsector en uno de los más dinámicos del sector del Prêt-à-Porter.

La tasa de natalidad francesa es la más alta de Europa y la estimación del gasto medio en ropa durante los dos primeros años de vida asciende a 666€. Se trata de un sector muy atractivo incluso para las marcas de alta gama y de lujo. Este sector es igualmente muy dinámico en su vertiente de e-commerce.

Dentro de la categoría de ropa para bebe contamos con productos como camisetas, polos, jerseys, y en ropa infantil encontramos vestidos para niñas, pantalones para niños/as, combinaciones y conjuntos. Los tejidos son también diversos, siendo uno de los más utilizados el algodón.

Existe un predominio de las redes de tiendas especializadas (franquicias, redes de tiendas agrupadas en centrales de compras, cadenas especializadas) y otros actores no especializados que suelen proponer precios más económicos (Carrefour, Kiabi, La Halle..). Igualmente las marcas generalistas están promoviendo departamentos especializados en bebe como La Halle Enfant.

Los jóvenes diseñadores intentan también abrirse camino en este ámbito. La competencia entre los distintos key-players es muy fuerte.

El subsector de la confección para bebes ofrece hoy en día grandes oportunidades muy relacionadas con el desarrollo general del sector de la puericultura. Las marcas luchan por ganar cuota de mercado y por fidelizar a nuevos clientes ampliando su objetivo hacia los adolescentes y adultos jóvenes (Jacadi, Bonpoint, Petit Bateau).

Así mismo, marcas hasta ahora especialistas en confección para niños, intentan posicionarse como especialistas en la confección para bebe, un claro ejemplo sería ’ID Kids o de Babycare by Orchestra.

En cuanto a la distribución, los principales canales para la moda infantil en Francia son las cadenas de tiendas y las grandes superficies. Las pequeñas tiendas especializadas están, en general, asociadas en centrales de compra, por lo que tienen una gran capacidad de negociación con respecto a los proveedores. En ambos casos, la figura del agente comercial juega un papel muy importante.