Actualidad

La Industria del textil en Francia se reinventa: el tejido técnico

teixit tecnic a França bin 300x200

La industria textil en Francia sigue evolucionando y ofreciendo a las empresas españolas importantes oportunidades comerciales.

En Francia, la industria del textil y de la ropa y complementos ha sido creada en gran medida por la pequeña y mediana empresa. Históricamente, la industria textil tuvo un papel clave en las revoluciones industriales de los siglos XIX y XX. Hoy en día, sin embargo, este sector está experimentando un importante declive en toda Europa. Frente a la competencia extranjera, el proceso de producción de la industria textil ha sufrido una transformación radical: el diseño, la innovación, la personalización y la comercialización han ido ganando terreno en la producción. Las industrias textiles ahora necesitan personal más cualificado, capaz de cambiar y de adaptarse rápidamente a los nuevos procesos y equipos de producción para diseñar productos cada vez más técnicos.

A pesar de la situación compleja, Francia se mantiene como la tercera fuerza de la industria textil en Europa por detrás de Italia y Alemania, con un volumen de negocio del 12% y un 10% de ocupación.

La moda, los productos de lujo, la tecnología, el desarrollo sostenible… para los franceses se trata de explotar todos y cada uno de estos bienes para ganar nuevos clientes, es lo que se llama ahora la industria creativa.

La producción nacional se ha orientado principalmente en artículos innovadores y de alto valor añadido, como los tejidos técnicos que se han convertido en el producto estrella en Francia alcanzando un 15% del mercado. Se ha buscado una mejora de las fibras, especialmente en el lino, que en Francia representa ya más del 70% de la producción europea.

Actualmente el país francófono es el segundo mayor productor de tejidos geosintéticos de Europa y ocupa el primer lugar en la investigación agroindustrial.

Las principales regiones francesas productoras de textil son Nord-Pas-de-Calais i  Rhône-Alpes con el 46% de la mano de obra, y la Champagne-Ardenne, Alsace, Lorraine, Picardy, Midi-Pyrénées i l’Ille de France.

La industria está compuesta por un gran número de organizaciones: L’Institut Français de la Mode (IFM), Union Française des Industries de l’Habillement (UFIH), La Fédération de la Maille, l’Institut français du textile et de l’habillement (IFTH), Comité de développement et de promotion de l’habillement (DEFI), un clúster que se ha convertido vital para la construcción de redes, poner en común experiencias y establecer alianzas.

No hay tampoco que olvidar que las principales plataformas de exhibición se celebran con gran éxito en las ciudades francesas de París, Lio y Lille y que las Ferias Internacionales que cubren todas y cada una de las etapas de la cadena de producción se encuentran dispersas en los Estados Unidos, Japón e incluso en China.

La mano de obra de la industria textil es mucho más femenina (48%) en comparación con el 28% de la industria manufacturera. Esta tendencia está más marcada en el sector de los textiles tradicionales (44%) que en el sector de los textiles técnicos (39%).

Mientras que la industria textil emplea a un gran número de mujeres, sólo un tercio de ellas se forma. Las mujeres reciben salarios más bajos que los hombres igual cualificados que ellas, algo que es generalizado en la industria manufacturera, pero que en el sector textil es aún más marcado: los salarios pagados a las mujeres es sólo del 70% ganado por sus homólogos masculinos.

La edad media de los trabajadores de la industria textil es relativamente alta. El número de empleados de más de 40 años aumenta, mientras que los menores de 30 se reduce. Por otra parte, las tasas de rotación del personal son bajas. Los empleados permanecen en la empresa durante mucho tiempo (uno de cada dos se queda en la empresa por más de 10 años) y rara vez cambiarán de lugar dentro de una misma organización.

Centrándonos de nuevo en el textil técnico, la definición dada por la Dirección General de Empresa (DGE) es que los tejidos técnicos son aquellos elementos o materiales textiles con rendimiento técnico y propiedades funcionales que prevalecen por encima de la estética o cualidades decorativas”. Por tanto, el sector de los textiles técnicos es diferente del sector textil tradicional y ofrece nuevas soluciones a otros sectores de la industria tales como la medicina, el transporte y el rápido desarrollo de los mercados mundiales como el sector geotextil, la construcción y el medio ambiente.

Descripción de los mercados y sus aplicaciones:

Agrotech: Agricultura, acuicultura, horticultura y silvicultura
Buildtech. Edificación y construcción.
Clothtech: componentes técnicos de calzado y ropa.
Geotech: Geotextiles para jardinería y obras públicas
HOMETECH Componentes técnicos de muebles, textiles para el hogar y revestimientos de suelo.
Indutech: Filtraciones, transporte, limpieza y otros usos industriales.
Medtech: Higiene y medicina.
Mobiltech: Automóviles, transporte, ferrocarriles y aeroespacial.
Oekotech. Protección ambiental
Packtech: embalajes
Protech: Protección personal y de la propiedad
Sporttech: Sports y ocio

El crecimiento de los tejidos técnicos depende de la investigación de nuevas aplicaciones, de la promoción de este trabajo de campo y del respeto de los principios del desarrollo sostenible.

A la hora de lanzar los productos en el mercado, existe una gran diferencia entre la industria textil y la industria del tejido técnico: en el corazón de la industria textil, directamente relacionada con la ropa y la moda, son los fabricantes los que suministran a los consumidores creando demanda, necesidades o directamente siguiendo una moda. Por decirlo de alguna manera adoptan una estrategia de mercado.

Por el contrario, los productos textiles técnicos están diseñados, comprados y utilizados en base a su funcionalidad. Estos deben cumplir con una serie de especificaciones definidas por el consumidor. Por lo tanto, la demanda se origina en el mercado.

En Europa, cuatro países consumen aproximadamente la mitad de todos los tejidos técnicos fabricados en Europa: Alemania con el 14%, Francia con el 12%, Reino Unido con 10% e Italia con el 9%.

En 2004, las tres principales organizaciones europeas implicadas en la investigación textil y en el desarrollo tecnológico – Euratex, Textranet y AUTEX – establecieron la “Plataforma tecnológica para el futuro de los textiles y de la confección en Europa” con el 2020 como objetivo y donde se identificaron tres pilares de reflexión, propuesta e iniciativa:

- Mayor énfasis en la producción de bienes especializados con un alto valor añadido.
– El aumento de la I + D de nuevas producciones textiles.
– Alejamiento de la producción diseñada para el consumo masivo y aproximación a los productos personalizados.

Fuentes:
Datos extraídos del estudio realizado por: Fashion.net, ORT France, Education Formation y Leonardo da Vinci, Education et Culture.