Actualidad

La industria textil y de la confección en Alemania

sector ropa y calzado en alemania bin 266x300

Alemania es el mayor mercado de productos textiles y prendas de vestir en Europa y ofrece importantes oportunidades para las empresas textiles y de confección españolas que deseen aumentar su volumen de exportación.

Una larga historia sobre fabricación, innovación y adaptación ha logrado que la industria textil y de la confección en Alemania sea uno de los sectores más importantes del país. Hoy en día, los textiles y prendas de vestir son el segundo mayor mercado de bienes de consumo en Alemania después de la industria de alimentos y bebidas. 

La industria nacional se compone principalmente de pequeñas y medianas empresas. Durante las últimas décadas, el cambio estructural ha transformado la industria textil nacional basada en la fabricación de baja tecnología en un innovador sector de alta tecnología, adquiriendo el liderazgo del mercado mundial de textiles técnicos con una cuota de mercado del 45 por ciento.

Alemania juega un papel importante en el comercio exterior de textiles y prendas de vestir: es el cuarto mayor exportador en todo el mundo, registrando una cuota de exportación del 42 por ciento en 2013. Al mismo tiempo, el país es también el segundo mayor importador de textiles, después de Estados Unidos y se ha convertido, desde los años 1980, en un mercado atractivo para muchos países exportadores de textil. Sobre todo en el segmento de ropa, Alemania importa una gran mayoría de las prendas de vestir, lo que significa una gran oportunidad para las empresas extranjeras.

La industria de la confección alemana en cifras 

  • En 2013, las importaciones textiles de Alemania llegaron a 36,2 mil millones de euros y las exportaciones a 24,0 millones de euros.
  • En 2013, la facturación total de la ropa alcanzó el 40% y el tejido textil el 60%.
  • El textil técnico adquirió el 22% de la facturación de la industria textil y se encuentra fuertemente globalizado, con un volumen de negocios de exportación de más del 60%.
  • La mayoría de los productos textiles y prendas de vestir importadas en 2013 procedían de Asia (51%) y de la UE (30%). Los países de origen más importantes son China, Turquía y Bangladesh.
  • El comercio electrónico se ha convertido en un canal muy popular para vender ropa, complementos y zapatos. De acuerdo con un estudio realizado a gran escala, casi el 33% de todos los compradores en línea llegaron a comprar ropa a través del canal

E-comerce. Eso convierte al sector de la ropa y zapatos en la categoría de productos más atractivos para las compras on-line.

¿Qué potencial tiene el mercado de la ropa en Alemania?

Además de ser el segundo mayor importador de textiles en el mundo, Alemania ha experimentado, en los últimos años, una creciente demanda de textiles y ropa. Con una cuota de mercado de casi el 18% en 2013, Alemania es el mayor mercado de  productos textiles y prendas de vestir en Europa. Ese mismo año, la facturación de la industria tuvo una pequeña caída de un 1,1 por ciento.

Estos datos muestran grandes oportunidades para las empresas textiles y de confección españolas que deseen aumentar su volumen de exportación mediante la ampliación de su presencia en el mercado alemán. Con la información adecuada sobre el mercado, los canales de distribución y el contacto de potenciales clientes, las empresas textiles españolas pueden ser capaces de aumentar su cuota de mercado en Alemania con éxito.

Claves sobre como acceder al mercado Alemán.

Para acceder al mercado textil alemán se requiere una previa y concienciada investigación y preparación.

Hay muchos aspectos que deben tenerse en cuenta, como la normalización, el etiquetado, las regulaciones de importación y las certificaciones de la industria.

  1. Normalización

El Comité de Normas de Maquinaria Textil (Textilnorm) es el encargado de establecer las normas DIN para el textil, prendas de vestir y maquinaria textil. Las diferentes normas DIN definen los requisitos, las dimensiones, la terminología técnica, así como normas de ensayo para las zonas especiales. Las empresas extranjeras deben garantizar que sus productos textiles cumplen con todas las normas pertinentes en Alemania.

  1. Etiquetado

La Ley de Etiquetado Textil alemán es la que sienta las bases para el etiquetado de los productos textiles en el mercado. Todos los textiles fabricados, importados y vendidos en Alemania deben llevar una etiqueta que indique su composición de las materias primas. De acuerdo con la ley que se aplica a todos los productos textiles en la cadena de suministro, los textiles sólo podrán ser vendidos si poseen la especificación apropiada de las instrucciones de su contenido de fibra, de cuidado y lavado, así como el tamaño en el sistema métrico. La Ley de Etiquetado Textil armoniza con la Directiva de la UE 96/74 / CE con el fin de asegurarse de que el etiquetado de las fibras textiles y otros términos utilizados en las etiquetas y documentos relevantes son uniformes en toda la UE.

Aunque los símbolos de cuidado en las etiquetas no son obligatorios en Alemania, la Asociación Nacional de Etiquetas para el Cuidado de la Materia Textil, GINETEX,  ha definido un sistema de etiquetado de reconocimiento internacional basado en símbolos de marca. Estos símbolos proporcionan a los comerciantes, a los consumidores y a las empresas la información correcta sobre el cuidado de los productos textiles.

  1. Reglamentos de importación

Con el fin de importar productos textiles en Alemania, las empresas deben asegurarse de que sus productos presentan un certificado de origen (Ursprungszeugnis). Los textiles procedentes de países que no tienen acuerdos bilaterales con la UE requieren de una licencia de importación (Einfuhrgenehmigung) con el fin de entrar en Alemania. Las licencias de importación pueden obtenerse en la Oficina Federal de Economía y Control de las Exportaciones (BAFA).

Una fuente fiable para encontrar las tarifas arancelarias correctas para la importación de textiles en Alemania y en la UE es el arancel integrado de la Comunidad Europea, TARIC.

Esta base de datos contiene información relacionada con las regulaciones de importación arancelarias y tiene como objetivo aplicar medidas uniformes de importación en la UE. La Administración de Aduanas alemana también ofrece a los importadores el arancel aduanero para productos electrónicos (EZT). Esta base de datos (editada en alemán) contiene la información arancelaria ya presente en TARIC además de información sobre el impuesto de consumo nacional correspondiente. Además, el EZT informa sobre los certificados que deben ser presentados al importar productos textiles en el país.

Por otra parte, de acuerdo con el Reglamento REACH (Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de productos químicos) de la Unión Europea (1907/2006 / CE), los fabricantes e importadores de textiles que contengan productos químicos potencialmente peligrosos deben registrar estas sustancias a la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos ( ECHA) y garantizar la comunicación apropiada a lo largo de la cadena de suministro. El principal objetivo de REACH es el control de la seguridad de los productos químicos en los productos de consumo, incluidos los textiles. Para obtener más información, consulte la página web de la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA).

  1. Certificación

El certificado de calidad para textiles más utilizado y reconocido en Alemania y la UE es la norma Oeko-Tex 100. Este certificado voluntario ofrece a la industria textil y de la confección una norma uniforme para los consumidores que específicamente deseen comprar textiles libres de sustancias nocivas. Todas las materias primas, productos intermedios y finales en todas las etapas de producción son probados y certificados para el cumplimiento de la norma.

Otra etiqueta voluntaria ampliamente utilizada es la Etiqueta Ecológica Europea. La etiqueta ”bio” es sinónimo de productos que han sido fabricados para ser reciclados de acuerdo a las exigencias ecológicas estrictas. El logotipo puede ser utilizado después de un estricto proceso de examen y certificación, en una gran variedad de productos orgánicos,  incluyendo también los textiles. La etiqueta es otorgada por los organismos competentes independientes responsables de este sello de alcance internacional.

Los canales de distribución en Alemania 

La forma más rentable de entrar en el mercado textil alemán es mediante la contratación de un agente comercial o representante. Los agentes comerciales se retribuyen a comisión y están especializados por sectores.

Otro canal para introducir los productos textiles en Alemania es entrando en contacto con textiles mayoristas o importadores. Estos mayoristas/importadores suelen ser expertos en el campo y tienen un profundo conocimiento de los diferentes segmentos de la industria textil. Por otra parte, también se encargan de todas las actividades relacionadas con los procedimientos de importación, documentación, almacenaje y distribución de productos.

Los fabricantes de textiles españoles también tienen la posibilidad de vender sus productos a grupos de centrales de compra en Alemania. Dichas asociaciones formadas en su mayoría por pequeñas y medianas empresas, se han organizado con el fin de aumentar su poder de compra ordenando grandes volúmenes y ser más competitivos.

Los catálogos de venta por correo son también una forma de distribución de productos textiles en Alemania y ampliamente utilizados por los consumidores en todo el país germánico. Hoy en día, las actividades de venta on-line complementan satisfactoriamente el amplio uso del comercio electrónico en el sector del textil, prendas de vestir y calzado.

Para más información sobre cómo debe las empresas del textil y ropa españolas entrar en el mercado alemán, contacte con:

Júlia Farré
Consultora socia en International Team Consulting
jfarre@int-team.com