Tag Archives: Exportar a EEUU

Exportar a Estados Unidos: Las ciudades inteligentes o smart cities

exportar a EEUU Smart Cities 300x227

La visión de Vincent Callebaut de París en el año 2050 como “Smart City”

El Departamento de Transporte de EE.UU lanza el Smart City Challenge para crear la ciudad del futuro.

El Smart City Challenge ha enfrentado a 78 ciudades norteamericanas que, con el objetivo de mejorar el transporte, han presentado proyectos integrales de tecnologías innovadoras de automoción, incluyendo la conducción de coches, vehículos conectados y sensores inteligentes.

Anthony Foxx, Secretario de Transporte de EE.UU, anunció, hace tan solo unos días, las ciudades finalistas que compiten para lograr el financiamiento de US$50 millones que les permitirá mejorar la inteligencia de sus ciudades, más otros 10 millones de $ por parte de la empresa Vulcan Inc, propiedad del empresario Paul Allen, un magnate estadounidense  que apoyará el desarrollo del vehículo eléctrico en la ciudad ganadora, además de otras estrategias para la reducción de emisiones de carbono. Las ciudades escogidas han sido Austin, Columbus, Denver, Kansas City, Pittsburgh, Portland y San Francisco.

Hace tan solo unos días, estas siete ciudades finalistas realizaron sus pitches finales, mostrando sus principales ideas para el futuro del transporte:

  • Austin, Texas presentó propuesta de vehículo automático, las estaciones inteligentes i la movilidad del marketplace.
  • Columbus, Ohio, presentó los sistemas de transporte en tiempo-real y los pasillos de transporte inteligentes.
  • Denver, Colorado, se centró principalmente en la movilidad a demanda y en los vehículos eléctricos;
  • Kansas City, Missouri propone shuttles (lanzaderas) autónomos, aplicaciones para la movilidad de los peatones y el alumbrado público inteligente.
  • Pittsburgh, Pensilvania se centró en la gestión inteligente del servicio de cargo, en instaurar una red de transportes autónomo y en desarrollar una aplicación que elabore informes de accidentes.
  • San Francisco, California propuesta de desarrollo de un vehículo automatizado conectado y compartido.
  • Portland, Oregón. Apps para la seguridad en el transporte, instalación de “quioscos” con Wi-Fi que proporcionen acceso a Internet e información turística en las paradas de tránsito y autobuses eléctricos.

La ciudad ganadora será anunciada a lo largo de este mes de Junio.

Pero ¿qué son exactamente las Smart Cities o ciudades inteligentes?  Este modelo de ciudad es el resultado de la necesidad cada vez mayor de orientar nuestra vida hacia la sostenibilidad. Dichas ciudades se sirven de infraestructuras, innovación y tecnología para disminuir el consumo energético y reducir las emisiones de CO2. Algunas de las principales medidas para alcanzar la sostenibilidad vienen dadas de recursos como los medios de transporte y vehículos eléctricos, los paneles fotovoltaicos, los molinos eólicos en las farolas, paneles solares para semáforos o señales de tránsito, promoción y desarrollo del uso de bicicletas…

¿Y cómo logramos mesurar qué ciudades son inteligentes y cuáles no? Hay 10 parámetros claves por los que se valora más a una ciudad que otra: gobernabilidad, planificación urbana, gestión pública, tecnología, medioambiente, proyección internacional, cohesión social, movilidad y transporte, capital humano y economía.

Según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), si no se toman medidas drásticas el crecimiento económico y demográfico en 2050 tendrá un impacto medioambiental y social sin precedentes.Teniendo en cuenta que la mayoría de la población se concentrará en las grandes ciudades, se hace indispensable superar el desafío de los más de 2.000 millones de habitantes adicionales para 2050 y por ello, la smart governance -sistemas de planificación estratégica, políticas, acciones, procesos y demás herramientas de gobernanza local- se ha convertido, más que nunca, en un factor crítico para crear ecosistemas urbanos sostenibles.

Exportar a EEUU: El sector calzado

exportar zapatos EEUU bin 300x287

Oportunidades en la exportación de calzado español a EEUU

El sector del calzado español presentó un superávit comercial de casi 243 millones de euros en el ejercicio 2015.

Las exportaciones de calzado españolas experimentaron en 2015, un crecimiento del 11,1%, lo que se traduciría en números: 152 millones de pares de zapatos valorados en 2.934 millones de euros, según datos de la Federación de Industrias del Calzado Español (Fice)

Los principales países destino del calzado español siguen siendo Francia, Italia, Alemania, Reino Unido y Portugal. Cabe destacar los países con mayor crecimiento como Reino Unido (26,4%), Bélgica (40,3%), Noruega (51,8%), Irlanda (53,6%) Polonia (66%) y Hungría (67,8%). De lo contrario, los países en los que el nivel de compras ha descendido son: Japón, Eslovenia, Australia, Rusia y Ucrania.

Fuera de la Unión Europa, Estados Unidos se mantiene como el primer destino de las exportaciones españolas con un crecimiento del 25,4%. España representa el noveno suministrador de calzado para EEUU y mantiene una tendencia al alza que no solo se reduce al volumen de exportaciones, sino también al aumento del precio por par del calzado femenino, que sitúa España en segunda posición mundial en precio por par, casi alcanzando a Italia. El 47% de las ventas corresponden a calzado femenino, el 39% a masculino y el 14% a niños.

El producto fabricado en España se sitúa en el segmento de gama media-alta y alta pero sin llegar a la categoría de lujo. La propia estructura de los grandes almacenes americanos refleja esta característica, pues dividen el punto de venta en ambas categorías. Debido a la dificultad de acceder a la venta en grandes almacenes, la oportunidad para las marcas españolas suele venir más de boutiques o pequeñas tiendas exclusivas que ofrezcan producto de diseño y calidad y que se salgan del circuito marquista del lujo. Por debajo de esta gama, se encuentran los productos de origen asiático o brasileño que por su nivel de calidad/precio resultan difíciles competir.

A pesar de ser un mercado difícil, Estados Unidos es un mercado lleno de oportunidades para el sector del calzado español: es el que mayor crecimiento experimenta fuera del la Unión Europa sin olvidar la paridad euro/dólar que actualmente favorece al sector.

En función de la fase de expansión en la que se encuentren las empresas, se puede optar por uno de los dos canales de distribución principales: distribución indirecta vía representante o distribuidor o distribución/venta directa.

Para más información sobre cuál de los canales de penetración en el país se ajusta mejor a las necesidades de su empresa, contacte con:

Júlia Farre
Socia consultora en ITC
jfarre@int-team.com

Exportar a Estados Unidos: El TTIP desde la perspectiva europea

exportar a Europea.TTIP  300x175

El TTIP es un Tratado de Libre Comercio amparado por la Comisión Europea y corporaciones europeas que busca facilitar las exportaciones entre Europa i EEUU.

Desde Junio de 2013, la Comisión Europea, el Gobierno estadounidense y los grandes lobbies empresariales se reúnen para negociar las condiciones del Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversiones (TTIP), un nuevo acuerdo que tiene fijado como objetivo facilitar los intercambios entre dos territorios que suman el 60% del PIB mundial y un mercado de 800 millones de consumidores. Durante la visita de Obama en Europa a finales de este mes de Abril, se alcanzaron, según los negociadores, grandes progresos en áreas como las prácticas de regulación, las pequeñas y medianas empresas, aduanas o el levantamiento de aranceles. En este último punto, las partes han intercambiado ofertas para liberalizar antes o después el 97% de las líneas tarifarias, pero sin tocar aún el 3% restante, relativo a los productos más sensibles, principalmente agrícolas.

La agricultura sigue siendo uno de los aspectos más complejos de la negociación, no sólo por los aranceles si no por otros asuntos como las normas en materia de seguridad alimentaria o los sistemas de protección de las indicaciones geográficas. Los EEUU, por ejemplo, ven adecuado su mecanismo de indicaciones geográficas y se resiste a asumir las demandas que la Unión Europea le plantea en este ámbito. El próximo encuentro se celebrará este verano en territorio europeo y buscará seguir cerrando el texto del acuerdo en la mayoría de áreas posibles.

Junto a la dificultad técnica de las negociaciones, los EEUU y la UE, deben hacer frente a una fuerte oposición por parte de varios sectores de la sociedad. Muchas organizaciones denuncian el tratado como una negociación oscura, opaca y llena de contraprestaciones sociales, ambientales y culturalmente cuestionables.

Mientras la Administración Norteamericana, subraya que a pesar del creciente debate político, las encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses están a favor del libre comercio, la Fundación Bertelsmann destaca que sólo un 17% de los alemanes apoyan hoy este tratado, contra el 55% que lo hacía en 2014.

El último estudio del estadounidense Pew Research Center sobre la imagen de Estados Unidos en el mundo también identificaba Alemania como el país de la UE donde hay más reticencias contra EEUU. Un 45% de los alemanes son “desfavorables”, por un 27% de los franceses o los españoles.

Remo Korteweg, investigador del Centre for European Reform de Bruselas, advertía hace poco en un debate en Londres, que el precio de terminar aprobando el TTIP podría ser el de una Unión Europea “más vulnerable, más fragmentada y en riesgo de hacer crecer aún más el antiamericanismo y la oposición a la apertura de mercados”.

Por otra parte se añade la filtración de Greenpeace que denuncia una rebaja de los Estados Unidos en regulaciones comunitarias en materia de salud o medio ambiente.

La situación es pues compleja. Si en los próximos meses no se resuelven las principales diferencias y el acuerdo no queda firmado antes de la salida de Obama de la Casa Blanca, será muy difícil retomar el debate del TTIP en un futuro.

Te aconsejamos el capítulo anterior: Exportar a Europa: El TTIP desde la perspectiva Norteamericana.